25 de mayo de 2008

Entrevista de Paparazzi a Marianela Mirra

Dijo Evita: “Yo no soy más que una mujer del pueblo argentino, una descamisada de la Patria”. Dice Male: “Soy la mina más común que existe. Vengo de la provincia, bien de abajo”. Dijo Evita: “No me interesó jamás la insidia ni la calumnia cuando ellos desataron sus lenguas contra una débil mujer argentina”. Dice Male: “A los que me critican no les llevo el apunte. Son duros, agresivos, pero me estimulan a seguir adelante, porque se ve que algo mío les molesta”. Dijo Evita: “¡Qué gloria, qué honor! ¿A qué más puede aspirar un ciudadano o una ciudadana que al amor del pueblo argentino?”. Dice Male: “Me cuesta tomar conciencia del amor que me tiene la gente. Lo vivo como un orgullo. Haga lo que haga, ellos siempre están conmigo”.
El paralelismo es caprichoso y aventurado, lo sabemos. Pero el fenómeno de la popularidad excede la política. Cincuenta y tantos años atrás, la figura de Eva Duarte de Perón, Evita, simbolizó como nadie el poder de las figuras carismáticas frente a la gente. Este 2008, desde la pantalla de Bailando por un sueño, Marianela Mirra, Male, confirmó un fenómeno mucho más chiquito pero también revelador, que el público argentino la lleva en su corazón. Sin demostrar demasiada habilidad en la danza, la ganadora de Gran Hermano 2007 ha superado las etapas de disco, salsa y rock del programa más visto del país. Y hoy Male es la figura más popular de la tele, le guste a quien le guste… “De Gran Hermano para acá mi vida fue un torbellino, me costó asimilar muchas cosas, y el cariño de la gente fue lo que más me ayudó. Me contuvo, me dio ánimo y fuerza para seguir adelante y tratar de triunfar en lo que me apasiona”, dice ella.
–¿Por qué te elige la gente?
–Eso habría que preguntárselo a ellos. Yo trato de ser como soy, de no mentir. Hay un montón de chicos que se me acercan, me dicen cosas re lindas, yo los quiero mucho. Es muy lindo. Y la gente se identifica con eso… Bah, a mí me gusta la gente simple.
–¿Quiénes son Los Malitos y Los Mirristas?
–(Risas) ¡Mis clubes de fans! Imaginate cuando salí de Gran Hermano y me enteré de que tenía gente que sabía todo acerca de mi vida y que estaba dispuesta a hacer cualquier locura por mí. No lo podía creer… De a poco los fui conociendo, y con muchos de ellos somos casi amigos. Yo los amo porque están en todas. Cuando mi papá estuvo mal y yo atendí el bar de la familia, los chicos viajaron hasta Tucumán para hacerme el aguante… Eso es cariño, ¿se entiende? Yo le debo mucho a esa gente. Creo que son lo mejor que Dios me dio…
–¿Y cómo retribuís tanto cariño?
–Con pequeñas cosas… Por ejemplo, el otro día fui a un evento, y cuando llegaron los otros chicos de GH 2007 me fui, no estaba cómoda. Era temprano, y en la puerta estaban muchos de estos fans que me siguen, pero como algunos son menores no podían entrar al lugar. ¿Qué hicimos? Compré unas pizzas y pasamos la noche charlando y matándonos de risa en la casa de mi prima…
–A propósito de tu papá, ¿cómo está de su salud?
–Estable, pero los problemas que tuvo por las neumonías y el infarto lo dejaron mal de los pulmones y el corazón. Lo único que quiero es mimarlo, para que no sufra tanto, pero estoy tan lejos… Me llamó por teléfono y me dijo que estaba orgulloso de mí, de lo que estaba haciendo. Es una de las primeras veces que me lo dice.
El Baile. –¿Te sentís imbatible en el voto telefónico, como dicen los demás participantes?
–No, nunca. Porque sería subestimar a los demás. Yo creo que voy bien, y todas las semanas lucho para no quedar sentenciada, pero es tan difícil, ja ja. Soy optimista, sé que esto es más que saber bailar, hay que transmitir otras cosas…
–¿Cómo te recibieron en Ideas del Sur?
–Marcelo Tinelli, la producción, el jurado, los soñadores… todos súper bien. Si me preguntás por las chicas contra las que compito, ahí la cosa cambia. Muchas me demostraron que son tan grosas como pensaba, y me saco el sombrero. Pero otras me desilusionaron… No sé, cosas de respeto personal, como no saludar, o mirar mal. Yo no le doy trascendencia.
–¿Alguna actitud en particular?
–Es feo estar sin camarín por un problema y andar deambulando para que alguien te ayude… Ahí conocí a Carolina Baldini, la mujer o ex mujer del Cholo Simeone. La piba es divina, súper dulce, y me ofreció estar con ella y Kenita Larraín.
–Vos estabas en el camarín con Belén Francese…
–De Belén me encariñé con el personaje que hace para las cámaras. Pero en los camarines me demostró que es una irrespetuosa, como si estuviera nerviosa, no habla, no te mira…
–Y chicas como Pampita o Dolores Barreiro, ¿qué impresión te dejaron?
–Pampita excelente, divina. De Dolores prefiero no hablar porque somos muy distintas. Ella no sabe ni el nombre de su soñador, es una chica muy especial. Pero es su onda, está todo bien…
–¿Te gustaría tener el talento de Laura Fidalgo?
–¡Ojalá! Pero yo estoy contenta con lo mío. Laura y Valeria Archimó tienen mucha habilidad, me encantan. Pero deberían replantearse ciertas cosas, porque esto es un show en que no sólo se baila, hay otras cosas en juego, como el cariño de la gente.

Fotos, Videos y Noticias